La Familia

Origen

   La familia de los Marqueses de Cerverales aporta interesantes datos desde un punto de vista social para conocer la evolución de las elites locales y sociales durante el final de la Edad Moderna y la Edad Contemporánea, por cuanto está casa rompe con ciertos estereotipos históricos de la nobleza andaluza.Escudo

    Una aproximación histórica a esta familia y el especial papel jugado por sus protagonistas en la vida económica, política, social y religiosa de la ciudad de Estepa a lo largo de los dos últimos siglos y medio es de enorme interés.

   La familia de los marqueses de Cerverales nace con una finalidad muy clara y concisa. Su punto de partida lo podemos señalar en un grupo familiar de hidalgos de apellido Bejarano, que procedentes de Jerez de los Caballeros (Badajoz) se instala en Estepa en la primera mitad del siglo XVIII.

   La familia estaba compuesto por cuatro hermanos (Diego, Manuel, Pedro y Benito), dos hermanas (Agustina y Catalina) y un tío (Manuel Díaz Fonseca, Comisionado del Santo Oficio en Barcarrota) a cuya cabeza está Manuel, un clérigo que será nombrado Vicario por el Marqués de Estepa.

   La figura del Vicario Bejarano ha sido ampliamente tratada en numerosas Jornadas de Historia de Estepa relacionadas con la importante institución de la Vicaría de Estepa. Fue este, un Vicario con una fuerte personalidad e ideas claras que tuvo constantes roces con el Marqués de Estepa y abundantes quejas de parte de este último sobre el modo de administrar la vicaría.

Objetivos

   La documentación que se conserva sobre los Bejarano demuestra que eran unos grandes administradores de tierras, el propio Vicario quedará como prototipo del clero ilustrado y fisiócrata del siglo XVIII volcado hacia la economía agraria.

  Para ello buscaron las mejores tierras y compraron muchas hectáreas, especialmente en la zona del partido de Cerverales.

   Paralelamente a todo ello, otro de los grandes esfuerzos del clan Bejarano en su conjunto iba encaminado hacia el establecimiento de una casa nobiliaria dentro del Marquesado de Estepa. Para ello realizaron una serie de acciones que apuntaban a esta finalidad:

1.-Establecimiento de varios mayorazgos cuyo destino final sería la persona de uno de los sobrinos del Vicario, Manuel Bejarano y Campañón,

2.- Lograron la concesión del título de Marqués de Cerverales, nombre de una de las principales fincas de la familia, por parte de S.M. el Rey Fernando VI en 1753 a dicho sobrino con el título previo de Vizconde de Bejarano

3.- Construcción de una Casa- Palacio.

4.- Reformar de la Capilla de San Pedro aledaña a la Ermita de la Asunción, aneja 

IMG_7340_resize

a la recién construida casa-palacio, construyendo así mismo unos enterramientos para los miembros de la casa y realizan diversa obras de mecenazgo relacionadas con las imágenes de la Virgen de los Dolores y de la Asunción, ambas con sede en dicha ermita hoy Iglesia de Ntra. Sra. de la Asunción.

   Si excluimos la obtención de un señorío jurisdiccional, algo imposible ya en esta época, vemos que los anteriores puntos son los característicos de una casa nobiliaria: título, tierras, mayorazgo, capilla con enterramiento y mecenazgo religioso. Este esfuerzo a la larga se vio recompensado por el éxito: el Vicario dejó claro en su testamento que los mayorazgos que fundaron él y sus hermanos así como la casa, contigua a esta iglesia, que el construyó, serían para el Marqués de Cerverales poseedor en última instancia de dichos mayorazgos.

   En definitiva, la familia Bejarano consigue instituir un marquesado propio dentro del marquesado de Estepa, cosa que al marqués de Estepa no pareció sentarle especialmente bien por cuanto en la correspondencia con la casa de Cerverales. A medio plazo el Marquesado de Cerverales adquirió una posición predominante en cuanto a riqueza e influencia social en la comarca de Estepa.

Miembros

  El pretendido heredero del mayorazgo, D. Manuel Bejarano y Campañón, ya Marqués de Cerverales, murió sin descendencia, heredando título, casa y tierra su sobrina Dª Isabel Alor-Messia y Bejarano (1747-1779), siendo entonces ésta la segunda marquesa de este título.

  El marqués consorte en esta época es un personaje curioso: D. Alonso María de Reyna y Pedrosa (1747-1823), natural de Sierra de Yeguas, fue varias veces alcalde de Estepa por el estado noble. A parte resultó ser persona con aficiones peligrosas: tanto la tradición oral como la documentación del Archivo nos cuentan que se dedicaba a perseguir bandoleros por todos estos contornos.

  De su manera de ser también nos dice mucho el hecho de que en la guerra de la Independencia reclutó a 300 mozos de Estepa con el propósito de unirse a las tropas del general Castaños.

  Más adelante, cuando los franceses invadieron Estepa su actitud hacia ellos queda patente en un documento del archivo donde se le conmina en términos muy fuertes a reemplazar trigo de mala calidad que había enviado como pago de los impuestos que estos cobraban para avituallar a su ejército.

  Alonso Mª, una personalidad notable, refuerza considerablemente los bienes y el prestigio de la casa tras un montón de avatares judiciales causadas por la muerte del vicario.

   El tercer marqués, D. Jorge de Reyna y Alor Messia (1770-1804) hijo mayor de Isabel y Alonso María, fue doctor en derecho civil y canónico, rector de la Universidad de Osuna, y un gran ilustrado, hecho no muy común en la nobleza española, según nos muestran la estupenda biblioteca que formó, la documentación del archivo y el hecho de ser secretario de la Asociación de Amigos del País de Osuna. Fue una persona adelantada a su tiempo, murió a la temprana edad de 34 años.L1250590

   El cuarto, D. Manuel de Reyna y Alor Messia (1773-1824), hermano del anterior, fue teniente de fragata en la armada española y participó en la batalla de Trafalgar. Fue asimismo alcalde de Estepa en 1815 y falleció en 1820 dejando un hijo póstumo, también llamado Manuel.

   Su hijo, el quinto marqués, tercero de los “manueles” D. Manuel de Reyna y Andrés de la Cámara (1823-1888), fue repetidamente alcalde de Estepa por el partido conservador y como tal el fundador de la Feria de Estepa. Casó con Filomena Natalia Juárez de Negrón y Fernández de Córdoba, entroncando así con los viejos conquistadores de Estepa.

   La documentación del archivo nos lo revela a este como una persona muy centrada en la administración de sus tierras y en las nuevas tecnologías agrícolas que empezaban a consolidarse en el XIX.

   Con el sexto Marqués, Manuel Eugenio Reyna y Juárez de Negrón (1865-1907) se produce una regresión. Se desinteresa de la administración de sus tierras y se desprende de parte del patrimonio, siendo el único miembro de la familia que actuó en contra de los intereses de la estirpe. Morirá en Estepa sin hijos legítimos, heredando sus hermanas título, casa y tierras.L1250585

   La séptima Marquesa fue su hermana Dª Isabel de Reyna y Juárez de Negrón (1879-1956), su hermana, que casó con D. Luis de Alcaraz y Rodríguez, juez del supremo en Madrid, fallecido en la epidemia de gripe de 1917. A la muerte de su marido volvió a Estepa, habitando en la casa hasta su propia muerte en 1956, siendo esta el último miembro de la familia que habitó de manera continuada en Estepa.

   Sin embargo será otro el gran personaje de este mecenazgo de los Cerverales, nos referimos a Dña. Natalia Reyna y Juárez de Negrón, hermana de la Marquesa de Cerverales, Isabel.

   Vivió entre los años, 1871 y 1945 en Estepa .Si bien Isabel conserva un perfil bajo en la documentación archivística, es su hermana Natalia la que está a cargo de todo el patrimonio familiar de manera directa y sin administradores e intermediarios.

   Natalia e Isabel fueron personajes muy bien conocidos en Estepa especialmente por su religiosidad y obras de caridad. Así mismo ambas encabezaban una gran cantidad de asociaciones femeninas de carácter religioso en la comarca. De la vitalidad de Natalia da buena cuenta la documentación del archivo por cuanto debió ser una de las principales movilizadoras del voto femenino en las elecciones de 1934 a favor del partido agrario.

   Isabel se casa con Luis Alcaraz y Rodríguez en la casa palacio en 1906, juez que fue de Estepa y que falleció como indicábamos anteriormente en 1917 a causa de la gripe. A la muerte de Isabel hereda el título y la casa Rafael de Alcaraz y Reyna, jurídico militar, y Letrado Mayor del Ministerio de Justicia padre del actual Marqués de Cerverales, D. Rafael de Alcaraz y Baillo.

Actual

   D. Rafael de Alcaraz y Baillo, noveno Marques de Cerverales, casado con María José Velázquez-Duro González-Regueral. Ingeniero Agrónomo. Medalla de Plata del Colegio Oficial de Ingenieros Agrónomos de Centro y Canarias.

   Ha trabajado en la mejora agrícola de su patrimonio y ha desarrollado una importante labor para fomentar la riqueza agraria de  la comarca de Estepa.

   En colaboración con otras personas, entre ellos y de forma destacada, del entonces Alcalde de Estepa, Jesús Rodríguez- Román, consiguieron incrementar el índice de rendimiento comarcal asignado inicialmente por el Ministerio de Agricultura a la Comarca de Estepa, que pasó de 1.800 kg/ha a 2.700 kg./ha. Gracias a nuevas y posteriores gestiones y en Julio del año 1.991 se consiguió incrementar a 3.200 kgs./ha. Este índice ha supuesto un incremento importante en los ingresos de los agricultores de la Comarca de Estepa además de haber sido una referencia importante a la hora de aumentar las cuantías asignadas a la comarca de Estepa correspondientes a las subvenciones de la Política Agraria Común.Fundó junto con otras personas la SAT OTIPPO, para la comercialización de cultivos herbáceos. Fue impulsor junto con otros agricultores de foros agrícolas para apoyar las iniciativas que pudieran mejorar la gestión agrícola. Fue miembro de la Junta Directiva durante muchos años y específicamente formo parte del comité Ejecutivo de Asaja Sevilla desde 1.992 – 1.995 y de 2.001 – 2.004. Al finalizar voluntariamente en sus cargos fue distinguido con la Medalla de Plata de Asaja Sevilla por la defensa de los agricultores sevillanos

   Asimismo continúa con las tradiciones familiares y religiosas de su familia, asistiendo a cuantos eventos requieran su presencia y fue nombrado Hermano Mayor Honorario del Pontificia Hermandad de San Pedro Apóstol de Estepa.

   Has sido socio fundador de la “ASOCIACIÓN DE PROPIETARIOS DE CASA HISTORICAS Y SINGULARES” EL 15 DE DICIEMBRE DE 1.994. Ejerció como tesorero desde diciembre de 1.994 a julio de 1.995 y como secretario desde julio de 1.995 a 1.997.